sábado, 24 de noviembre de 2012

Cuando algo te defrauda, siempre hay recompensa


Como he dicho antes, hay veces que los momentos que buscamos nos defraudan un poco, pero siempre al final encuentras otro lugar que te recompensa, y de que manera. Iba paseando y me he encontrado con este bello paisaje, un riachuelo protegido por grandes y tumbados arboles que parece que le protegen.

Este bonito sitio lo tenéis en la entrada del pueblo de Ihurre. Os recomiendo la visita, una zona muy bonita.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario