lunes, 4 de febrero de 2013

35/365 Una mirada a la tempestad



Un día de los que ayudan a no salir de la cama. Un día negro, desapacible, con un viento que te echaba para atrás. Unas olas enfurecidas, y una chica valiente que aunque el día no era el mejor, paseaba por allí fijándose en el furioso mar que acechaba una y otra vez al rompe olas.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario