lunes, 19 de noviembre de 2012

Cuando menos te lo esperas...



Lunes, después de un fin de semana entretenido es lo que mas cuesta, volver a la rutina de la semana. Por la tarde, acabando la jornada de trabajo, iba conduciendo mi furgoneta y de repente, ¡ZAS! Ante tus ojos un precioso atardecer, del cual no puedes retirar la vista ni un momento.

Saco mi móvil y le saco una foto, pero, ¡sorpresa!. Llevaba la cámara reflex a mi lado ya que iba a sacar fotos después de trabajar. Y aquí tenéis el resultado, un precioso atardecer.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario